MALULITO MALDADOSO

 

Dicen que las apariencias engañan, y que a veces los nombres también. Porque aunque Malulito Maldadoso sea un niño como cualquier otro, cuando alguien oye su nombre, de inmediato piensa que es responsable de las maldades más maldadosas: jarrones rotos, colaciones apachurradas y pelotas desinfladas, ¡Quién más va a ser que Malulito Maldadoso!

 

They say that appearances deceive; but sometimes names do too. Though Malulito Maldadoso is a child like any other, hearing his name makes you assume immediately that he must be responsible for the most evil crimes: broken vases, squashed snacks, and deflated balls. Who else could it be but Malulito Maldadoso!*

 

* Mischievous, naughty boy.

Primera edición: 2015

Editorial Santillana. Chile.